top of page
  • Foto del escritorETE

Cómo funcionan los sistemas fotovoltaicos: aprovechando el poder del sol

Actualizado: 28 ago 2023


En los últimos años, la energía solar ha experimentado un crecimiento significativo como fuente de energía renovable. Los sistemas fotovoltaicos se han convertido en una opción popular para aprovechar la energía del sol y generar electricidad limpia y sostenible. En este blog, exploraremos cómo funcionan estos sistemas, desde la captación de la radiación solar hasta la conversión en electricidad utilizable. ¡Acompáñanos en este viaje al mundo de la energía solar!



  1. Captación de la radiación solar: El primer paso en el funcionamiento de un sistema fotovoltaico es la captación de la radiación solar. Los paneles solares, también conocidos como módulos fotovoltaicos, están compuestos por células solares que contienen materiales semiconductores, generalmente silicio. Estas células tienen propiedades especiales que les permiten convertir la luz solar en electricidad.

  2. Proceso de conversión: Cuando los rayos del sol inciden sobre las células solares, los fotones de luz interactúan con los electrones presentes en el material semiconductor. Esta interacción libera electrones, generando una corriente eléctrica. Esencialmente, los electrones adquieren la suficiente energía de los fotones para moverse a través del material y crear electricidad.

  3. Conexión en serie y paralelo: Las células solares están conectadas entre sí en un módulo fotovoltaico, y los módulos se conectan entre sí para formar un sistema fotovoltaico. Estas conexiones se realizan en serie y en paralelo para aumentar la tensión y la corriente eléctrica, respectivamente. La configuración en serie aumenta la tensión total, mientras que la configuración en paralelo aumenta la corriente total.

  4. Inversor: La corriente continua (CC) generada por los paneles solares no es directamente utilizable en la mayoría de los hogares y edificios, ya que utilizan corriente alterna (CA). Por lo tanto, se utiliza un inversor para convertir la corriente continua en corriente alterna. El inversor transforma la electricidad generada por los paneles solares en una forma que puede ser utilizada por los electrodomésticos y dispositivos eléctricos.

  5. Medición y almacenamiento de la energía: Un sistema fotovoltaico está conectado a un medidor bidireccional que registra la cantidad de electricidad generada por los paneles solares. Si el sistema produce más electricidad de la que se consume en el momento, el exceso se envía a la red eléctrica. Esto puede hacer que el medidor gire hacia atrás, lo que se conoce como medición neta.

Además, muchos sistemas fotovoltaicos están equipados con sistemas de almacenamiento de energía, como baterías solares. Estas baterías permiten almacenar el exceso de electricidad generada durante el día para su uso posterior durante la noche o en días nublados. El almacenamiento de energía ayuda a maximizar la autosuficiencia y la eficiencia del sistema.


Los sistemas fotovoltaicos son una forma sostenible y limpia de generar electricidad utilizando la energía del sol. Desde la captación de la radiación solar hasta la conversión en electricidad utilizable, estos sistemas ofrecen una fuente de energía renovable y abundante. A medida que la tecnología avanza y los costos disminuyen, se espera que los sistemas fotovoltaicos desempeñen un papel aún más importante en el suministro energético global. Al aprovechar el poder del sol, podemos avanzar hacia un futuro más sostenible y libre de emisiones de carbono.

75 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page